Para conocer el valor que puede alcanzar una obra de arte, primero deberás realizar un listado de averiguaciones previas sobre la obra a tasar:

  • Investiga sobre la producción del artista. Qué obras de arte ha creado ya, cómo de similares son sus distintas creaciones,…
  • Investigar el entorno por si, con o sin conocimiento del artista, existiesen réplicas de la obra de arte.
  • Definir en qué etapa de la carrera del artista se realizó la obra es cuestión.
  • Identificar cuál es el estilo del artista, el autor de la obra de arte.
  • Valorar si el artista es conocido, y cuál es su reputación.

 

Puedes lograr vender tu obra de arte a un precio superior al que te conformarías con recibir. Por este motivo, siempre estás a tiempo de rebajar tu precio y mantenerte en la misma jerarquía de precio que el resto. Aún así, debes considerar que el cliente puede desistir, antes de negociar, si percibe que el precio es excesivamente elevado. Lo habitual es manejarte alrededor de un 10% sobre el precio que realmente quieras vender tu obra de arte.

¿Quieres tasar tus joyas u obras de arte?

El precio de la obra de arte podría encarecerse si:

  • La última exposición organizada por el artista ha conseguido un éxito reciente de asistencia e interés.
  •  La propia competencia, también en el arte, con artistas del mismo ámbito y del mismo estilo.
  •  El interés general, de los medios de comunicación, tanto los medios generalistas como los especializados.

¿Qué podemos considerar como una obra de arte? (cuadros, fotografías, reliquias..)

 

Según la Real Academia Española de la Lengua (RAE), una obra es una cosa perdurable que resulta de la aplicación del trabajo o del o conocimiento humano a un material o a un conjunto de ideas. Y una obra de arte es el objeto, o el trabajo de gran valor artístico.

 

El arte se representa y actúa en los ámbitos del cine, la danza, la escultura, la fotografía, la literatura, la música, la pintura o el teatro.

 

El arte es una construcción tanto histórica como social, al a que se le otorgan valores trascendentales para la civilización humana. Estos valores pueden ser de tipo histórico (en formato documental), de tipo estético (el más técnico de todos) o simbólico (el más social y difícil de interpretar).

¿Quieres saber el valor de tus joyas?

El negocio de la inversión en obras de arte

 

Invertir en obras de arte es un negocio muy seguro que, además, también puede ser muy rentable y lucrativo. Entre los motivos para querer invertir en arte están:

 

  • La revalorización con el paso del tiempo: las obras de arte aumentan su valor progresivamente cuanto más tiempo pasa.
  •  Es una garantía que se puede presentar como aval para otras inversiones. Si por ejemplo necesitáramos solicitar un préstamo para realizar una inversión inmobiliaria cuantiosa, podríamos aportar nuestra obra de arte como garantía del préstamo.
  •  Gracias  la innovación y a las nuevas tecnologías, se trata de un activo más líquido.
  • Es un activo más accesible, porque el precio habitual de entrada suele ser bastante menos del valor que puede llegar a alcanzar la obra.
  • En determinados países, dentro y fuera de la Unión Europea, existe una fiscalidad especial que bonifica a las obras de arte. En particular, en España, esta bonificación se refleja tanto en el impuesto general del IVA como en el impuesto de sucesiones. En ambos casos existen tipos de imposición particularmente muy favorables para quienes os decidáis a invertir en arte.
  •  No está sujeto al tipo de cambio entre divisas. Las obras de arte tienen un valor por ellas mismas, intrínseco, independientemente de la moneda con la que se realice la inversión de compra-venta.

 

Características que influyen en el valor de una obra de arte

 

  • El coste de los materiales utilizados. Según el tipo de obra, recibe un valor superior o inferior según el material, o los materiales, que se hayan escogido en su elaboración. Pero, en cualquier caso, nunca debe vender una obra de arte por debajo del coste de los materiales en el mercado actual.
  •  El tiempo empleado para crear la obra de arte. Obviamente, cuanto mayor sea el tiempo que ha exigido elaborar la obra de arte a valorar, mayor podrá ser su precio.
  •  El tamaño, la superficie de la obra, también cuenta. Por norma general, se considera que las obras pequeñas exigen una menor cantidad de materiales, se crean en un menor tiempo y, en definitiva, cuestan menos dinero que otra obra similar pero de tamaño superior. Como mínimo, la obra más grande habrá utilizado una cantidad superior de materiales que la obra más pequeña, si ambas fueran iguales.

 

Ten en cuenta que cada característica tiene un peso distinto en el valor final de la obra de arte, no son equiparables. Y además, según la obra de arte, habrá características que condicionarán más el precio que otras. Por ello, siempre te recomendamos que acudas a la opinión de un experto, que recurras a una valoración profesional.

Los lectores han llegado a este artículo buscando:

¿Qué es la licencia de primera ocupación

¿Cómo obtener la licencia catastral de una casa?

¿Puedo tasar mi vivienda yo mismo?