Uno de los indicadores m√°s significativos de actividad econ√≥mica es la vivienda iniciada, ya que marca un proceso, que suele tener de media un par de a√Īos, durante el cual distintos subsectores, desde la alba√Īiler√≠a a la carpinter√≠a, fontaner√≠a, electricidad, equipamiento, o certificadores, desarrollan su actividad en la construcci√≥n de la vivienda, hasta que se encuentra disponible para ser habitada.

En el a√Īo 2019 se hab√≠a frenado el inicio de vivienda en Andaluc√≠a, en una cifra en torno a las 18.300 viviendas, que cae muy significativamente en 2020 a unas 13.000 viviendas. Tener constancia de este dato es importante, porque hasta su publicaci√≥n por el MITMA proyect√°bamos al cuarto trimestre del a√Īo las condiciones medias de los otros tres trimestres, y ahora tomamos datos ciertos, de la √ļltima versi√≥n corregida del MITMA.

Por provincias la construcci√≥n de vivienda est√° muy concentrada en M√°laga y Sevilla que, en 2019, era de 8.770 y 3.565 viviendas, el 70% de toda Andaluc√≠a; en 2020 caen a 4.752 y 2.962 y representan el 60% de lo que se ha iniciado en nuestra comunidad aut√≥noma. Son 4.600 viviendas menos que el a√Īo anterior, lo que sin duda va a incidir en la econom√≠a de las dos provincias, donde el peso de la construcci√≥n es fuerte.

Esta caída y su intensidad no es generalizada; en Cádiz es reducida, y hay que tener en cuenta que la construcción había crecido muy significativamente en 2019; en Córdoba y Jaén sube ligeramente la vivienda iniciada, y cae en Almería y Huelva, y bastante en Granada.

La vivienda terminada sigue la inercia de las viviendas iniciadas a√Īos atr√°s, y en 2020 la cifra de m√°s de 17.200 para Andaluc√≠a es muy superior a la de 2019, 11.500 viviendas. El n√ļmero de viviendas terminadas en M√°laga y Sevilla es elevado, en el entorno de 6.200 y 4.100, respectivamente.

En Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva y Jaén, se terminan más viviendas que en 2019, mientras que en Almería caen, aunque esto ya ocurrió en 2019 respecto a 2018.

Varias conclusiones podemos sacar de estos datos. Una, constatar que en 2020 se ha frenado de manera muy significativa el inicio de vivienda en Andalucía, afectando principalmente en cifras absolutas a las provincias de Málaga y Sevilla.

En segundo lugar, esto no ha ocurrido con la terminación de viviendas, que ha superado ampliamente la cifra de 2019, lo que indica que hay prevención sobre los efectos de la crisis sanitaria en la demanda de vivienda nueva, pero se ha cumplido con los compromisos de terminar viviendas ya iniciadas.

En tercer lugar, hay que valorar el impacto de lo ocurrido en 2020, si se trata de un paréntesis temporal en los proyectos de construcción, o es algo que dependerá de la situación sanitaria y las secuelas que pueda dejar en la economía.

Por √ļltimo, los promotores consideran que los organismos responsables de la vivienda que, por otra parte, se encuentran con menos carga de trabajo- deber√≠an esforzarse en atender con celeridad los proyectos que se vayan presentando, ya sean de nueva construcci√≥n o rehabilitaciones, y aunque en 2020 no se haya notado el impacto econ√≥mico por la inercia de las viviendas terminadas, no cabe duda de que el menor n√ļmero de viviendas iniciadas en 2020 repercutir√° en la actividad econ√≥mica futura en Andaluc√≠a.


La eficiencia ambiental y la sostenibilidad

Se han incorporado de forma irreversible a la actividad inmobiliaria, y cada vez se avanza con m√°s decisi√≥n en la implementaci√≥n de criterios medioambientales y de responsabilidad social. La promotora V√≠a C√©lere ha emitido un bono de deuda con caracter√≠stica de ‚Äúbono verde‚ÄĚ, por 300 millones de euros, a 5 a√Īos, calificaci√≥n BB y con un inter√©s del 5,25%.

Coincide con la publicaci√≥n por parte de la Autoridad Bancaria Europea de los requisitos de informaci√≥n de los productos financieros ‚Äúverdes‚ÄĚ, y el bono de C√©lere se adapta a la taxonom√≠a o clasificaci√≥n de criterios de impacto ambiental de las autoridades financieras europeas. Esta financiaci√≥n tiene como objetivo la promoci√≥n de viviendas que, entre otros aspectos, est√°n en el 15% de las viviendas espa√Īolas energ√©ticamente m√°s eficientes.


Asocimi la Asociaci√≥n Espa√Īola de Socimi

Sociedades cotizadas de inversi√≥n en el mercado inmobiliario, ha lanzado, con Hogar S√≠, una SOCIMI social en Espa√Īa, para promocionar vivienda en alquiler sostenible, para personas en situaci√≥n de vulnerabilidad, y principalmente combatir el sinhogarismo, que es el objetivo de Hogar S√≠. De esta forma, van apareciendo iniciativas que se suman a la tambi√©n reciente de ‚ÄúPrimero H‚ÄĚ, SOCIMI para vivienda de alquiler social, que alquila a entidades sin √°nimo de lucro, para su gesti√≥n.


Ha tenido muy buena acogida una guía práctica de ayudas a la rehabilitación energética

Como iniciativa del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía, de la Secretaría de Estado de Energía, y el Consejo de Colegios de Arquitectos. De los 300 millones de euros que se dieron a las comunidades autónomas para la rehabilitación energética de edificios, Andalucía recibió la cantidad más importante, 51,2 millones, pero la complejidad de acceso a las ayudas es un problema general, de aquí la oportunidad de esta guía práctica.

Hasta 2020 el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima pretende rehabilitar más de un millón de viviendas, contando inicialmente con 5.300 millones de fondos europeos.


Artículo realizado por nuestro Instituto de Análisis Inmobiliario (INSTAI)

Observatorio-Inmobiliario-Joly-04-2021