EUROVAL ANALIZA DESDE LA PERSPECTIVA DE LA GARANTÍA INMOBILIARIA LOS TESTS DE ESTRÉS DE LA SUPERVISIÓN A LOS BANCOS EUROPEOS EN MATERIA MEDIOAMBIENTAL

 

Test de estres medioambiental BCE

 

Sintetizamos algunas ideas en torno a estas pruebas de resistencia, que se basan en que los bancos necesitan valorar el impacto de huella de carbono de sus carteras, la transición hacia producción verde, y el riesgo físico de determinadas localizaciones de sus activos, como puede ser la probabilidad de inundaciones o incendio. Las respuestas de las entidades a las expectativas de la supervisión son diversas, pero algunas entidades publican ya trabajos complejos relacionados con estos aspectos, y en conjunto el BCE valora positivamente el camino iniciado.

 

Fuentes de datos

Las fuentes de datos que se mencionan en los trabajos del BCE son los de las propias entidades, y sus clientes crediticios, pero también utilizan proveedores como Urgentem, que proporciona datos de emisión de empresas para el sector financiero. Sobre riesgos físicos el proveedor de referencia es Four Twenty Seven, que se especializa en soluciones para establecer la vulnerabilidad de las empresas a riesgos físicos, según su localización.

El BCE busca relacionar los riesgos medioambientales con las carteras crediticias, siendo Anacredit la base de datos sobre crédito. El BCE entiende que una empresa que sufre un impacto medioambiental ya sea porque tiene que efectuar una transición a emisiones cero de carbón, o porque puede sufrir un percance físico, pierde capacidad para hacer frente al crédito, lo que se convierte en un riesgo para el banco. Desde una sociedad de tasación quizás lo que se puede aportar en este contexto es lo relacionado con el colateral inmobiliario, pues nuestro conocimiento del inmueble y su entorno puede ser valioso para informar, junto con otras fuentes de datos, de riesgos específicos.

La lógica de la información reside en que el BCE relaciona medioambiente con créditos a empresas, asociando riesgo climático (huella de carbono) a carteras de crédito sectorial; riesgo de transición, que también es un riesgo legal, que exige inversiones; y riesgo físico de daños en la actividad o en los inmuebles.

 

Los test de estrés de riesgo climático

Como un resumen de ideas destacamos lo siguiente.

  • El cambio climático y el proceso de transición de actividades económicas hacia el objetivo de cero emisiones supone riesgos para familias y empresas, y por tanto para el crédito concedido por el sector financiero.
  • Estas pruebas de resistencia miran cuáles son las prácticas de los bancos relacionadas con el riesgo climático, y cómo los bancos incorporan esos riesgos en sus estrategias, gobernanza y procesos de gestión de riesgos, de acuerdo con la Guía que proporciona el BCE al respecto.
  • De manera específica el BCE sigue los progresos que hacen los bancos; cómo identifican factores de riesgo; sus proyecciones; la consideración tanto de riesgos de transición como eventos físicos de riesgo.
  • La información que se analiza sobre cada banco es cuantitativa y cualitativa, tal como la gobernanza que se sigue, la disponibilidad de datos, los escenarios que simula, cobertura de distintas clases de activos, concentración sectorial de los ingresos de los bancos (si dependen mucho de un sector), y financiación de actividades intensivas en emisiones de carbono.
  • La metodología de referencia se publicó en octubre de 2021 y enero de 2022.
  • Se menciona como un problema de información la falta de una legislación armonizada sobre certificado de energía (en España tenemos la ley de junio 2021), así como el detalle de las emisiones de carbono. En este contexto el certificado es importante como aproximación al conocimiento del inmueble como colateral del crédito.
  • El BCE tiene una actitud positiva hacia estos ejercicios, intentando que las entidades vayan avanzando hacia los objetivos que se proponen, y desarrollando una estrategia. Las experiencias de algunas entidades sirven como referencias para el BCE. Por otra parte, los resultado no tienen implicaciones sobre el capital y balance del banco, aunque en algún momento se plantea un ejercicio de simulación del balance con la información medioambiental. Aun así, se cuantifican posibles pérdidas asociadas con los efectos medioambientales en la economía y los créditos.

 

Metodología y escenarios

En lo que afecta al sector inmobiliario figuran las hipotecas de vivienda y créditos a inmuebles comerciales, en un cruce entre el riesgo de crédito y el riesgo físico, como puede ser de inundación.

La sequía y calor extremo se tienen en cuenta por cuanto pueden provocar una disrupción en una industria, particularmente la construcción. Se distingue entre países vulnerables y no vulnerables a la sequía y el calor, y aparece el riesgo de la construcción en los países vulnerables. pero no parece que se refiera a los inmuebles en sí, sino a los efectos que, sobre el pago de una hipoteca, por ejemplo, puede tener la disrupción de la actividad productiva del empresario prestatario, ya sea la construcción u otra actividad.

Por otra parte, el riesgo de transición se identifica con el coste para la actividad productivas de adecuarse a las exigencias de reducción de huella de carbono. En el inmobiliario podría ser el caso de inmuebles en renta que no se adaptan a las nuevas normativas de eficiencia y necesitan realizar inversiones, afectando al balance de la sociedad.

Estos impactos sectoriales, aun en un escenario desordenado de cambio y transición climática se relacionan con la evolución tanto para construcción como el inmobiliario, con un impacto relativamente bajo para ambos con respecto a otros sectores productivos como puede ser la minería. Pero esto cambia cuando se considera y proyecta a futuro el riesgo de calor y sequía, donde el impacto sobre la construcción es muy fuerte, por disrupciones en el proceso, disminución de actividad, y de productividad. También se recoge, para una escala de riesgo geográfica, el efecto que pueden tener las inundaciones en el precio inmobiliario, distinguiendo entre comercial y vivienda.

Se menciona el seguro, ya que el aseguramiento de un inmueble reduce la pérdida o deterioro en su caso, por un evento de los que se consideran. El seguro de inmuebles plantea un tema interesante de valoración y riesgos físicos, sobre todo con el reaseguro, que tiene una visión global de los problemas.

Una conclusión significativa es la importancia de definir unas buenas prácticas por parte de los bancos. Entre ellas están: Relación con los clientes para recabar información medioambiental relevante. Recoger la experiencia de bancos que han avanzado en una buena estructura de gobernanza. Comparar resultados de modelos de riesgo de crédito que incorporan variables medioambientales, aunque sea con aproximaciones (como los certificados energéticos). Avanzar por parte de los bancos en el conocimiento y actualización de sus exposiciones de crédito al riesgo climático, esto es, si se concentran en actividades de riesgo.

La conclusión podría ser que con todas sus lagunas estas pruebas que se hacen a los bancos trazan un camino irreversible, y en esa línea el BCE anticipa ya su agenda para 2022 y 2023.

Mencionar por último el concepto de pérdida esperada en las clasificaciones de préstamos bancarios. Desde la perspectiva inmobiliaria conocemos la relación que se establece entre la situación de los préstamos en cuanto a pago, y la valoración del colateral inmobiliario. Con el riesgo medioambiental el impacto en la cartera de crédito de empresas (pérdida esperada) vendría determinado principalmente por el daño al colateral físico en un horizonte dado y en escenarios adversos. También habría que consideran las caídas de valor en emisiones de deuda por compañías del sector inmobiliario.

 

La inversión verde en la cartera del BCE

Un documento importante es el que dirige con fecha 4 de julio de 2022 la presidenta del BCE a la presidenta del Comité de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, en el que anuncia la decisión de tomar en consideración el cambio climático e la compra de bonos de empresas, estructura de colaterales, en las exigencias de información en la emisión de títulos, y en la gestión del riesgo de los bonos.

El BCE es un importante actor en el mercado de deuda, y esto implica que, por ejemplo, si decide comprar deuda en el mercado de una inmobiliaria que la destina, por ejemplo, a rehabilitación energética, esa deuda debe cumplir con los criterios del BCE, no siendo suficiente la pretensión de la compañía de que es un bono verde. Lo mismo aplica para un banco que ponga una cartera de hipotecas como colateral para recibir liquidez del BCE. Se puede ampliar a otros casos de carteras de bonos verdes de distintas compañías.

El BCE se ocupa también de seguir de manera agregada los riesgos relacionados con el clima y la estabilidad financiera, por parte de fondos de inversión y empresas que proporcionan información medioambiental. Mencionan que, aunque persisten las divergencias en la clasificación de fondos ESG, la credibilidad de las emisiones ha mejorado con el tiempo, y sobre todo es importante el grado de detalle de la información que se proporciona.

 

Conclusión

Los tests de estrés medioambientales realizados a la banca por parte de la supervisión del BCE, constituyen una rica experiencia sobre análisis de riesgos medioambientales asociados a la cartera crediticia, en cuanto a impacto en huella de carbono, transición hacia una economía de impacto cero, y riesgos físicos derivados de inundaciones, sequías y temperaturas extremas. Por otra parte, el sector de la construcción puede sufrir disrupciones considerando escenarios con situaciones climáticas adversas. Aunque el efecto sobre los bienes inmobiliarios no es considerable comparado con otros sectores productivos, cuestiones como la adaptación a la normativa de eficiencia energética puede influir en el valor como garantía de los inmuebles; en cualquier caso, el riesgo sobre un inmueble comercial o industrial se traslada a la actividad productiva que en él se realiza, y al crédito. En suma, al ser el crédito con garantía inmobiliarias una parte muy sustancial de las carteras bancarias, las sociedades de tasación tienen un papel por su conocimiento detallado de los activos inmobiliarios, en los procesos de la evaluación de estos posibles riesgos.

 

Referencias

A continuación, añadimos, con carácter informativo, documentación con la que Euroval ha realizado este análisis.  

 

2022 climate risk stress test

 

2022 climate risk stress test