Hace poco hablamos sobre la medida que fomenta el alquiler de la vivienda. Dicha medida trata de proteger a los inquilinos limitando la subida máxima del 2% en el precio del alquiler. Este límite se aprobó el pasado 29 de marzo en el Consejo de Ministros y, en principio, duraba hasta el 30 de junio de 2022. 

Ante la subida del IPC el Gobierno de España ha decidido ampliar la fecha de aplicación de dicha regulación hasta el 31 de Diciembre de 2022.

Debemos matizar que esta medida se aplica a propietarios con más de 10 viviendas arrendadas. También están obligados a cumplirla aquellos caseros con menos de diez viviendas pero que no tengan establecido ningún otro tipo de revalorización del alquiler con su inquilino a la fecha de la firma del alquiler. 

Compra online

Ahora con el 25% dto.

Por qué esta prórroga del límite del 2%

El Gobierno de España aprobó esta medida a principios de año como forma de incentivar el mercado del alquiler y con la finalidad proteger a los sectores más vulnerables de la sociedad ante la enorme subida de precios. 

El hecho de que la subida del precio del alquiler fuera como mucho de un 2% da un respiro a la maltrecha economía de muchas familias. De facto, ello supone un aumento del alquiler mucho menor al IPC de nuestro país, que ronda el 10%. 

A eso, hemos de sumar la actual crisis energética provocada por la inestabilidad política entre Rusia y Ucrania. Estos dos motivos son los que han animado al ejecutivo a prorrogar este alivio para la economía de muchas familias, lo cual supondrá un sustancioso ahorro, sobre todo, para aquellos que tengan la revisión de su contrato de alquiler antes del 31 de Diciembre. 

Todavía no se sabe si después de esta fecha volverá a prorrogarse esta medida pero si la inflación sigue rondando el 10% todo hace indicar que la limitación en las subidas del precio del alquiler durará unos meses más.

Los propietarios no están contentos

Los propietarios de las viviendas alquiladas no tienen motivos para estar contentos. Está claro que cualquier casero verá esta medida como un problema y una merma de sus ingresos. 

La inflación también afecta a los caseros que tienen una vivienda alquilada. Si el contrato de alquiler que tienen firmado con su inquilino debe renovarse y actualizarse antes del 31 de diciembre no podrán aplicar una subida de más del 2% del precio del alquiler.

La inflación quintuplica esa cifra y por lo tanto quien tenga alquilada una vivienda verá como su poder adquisitivo se reducirá. 

 

Valoración Inmobiliaria para Asesoramiento

120€  con visita del Técnico Tasador

¿Por qué se ha limitado la subida del precio del alquiler?

El Gobierno de España aprobó esta medida como parte del Plan Nacional de Respuesta a las consecuencias de la Guerra de Ucrania. Lo que se pretende es paliar las consecuencias económicas que ha provocado dicho conflicto bélico (que comenzó en febrero del 2022). 

Una serie de medidas que buscan frenar los efectos que la crisis energética y la subida de precios están provocando en las familias españolas. Entre otras medidas que se especifican en este Plan está la subvención a los combustibles de 0,20€/litro.

Contrapartida: las pérdidas de los caseros se estiman en cerca de 1.000 millones de euros

Esta medida se justificó como una forma de proteger a los propietarios de las viviendas y fomentar el mercado del alquiler. 

La realidad es que arrendar una casa a día de hoy se ha convertido en un negocio ruinoso para muchos propietarios. La inflación ha disparado el precio de la vida y en la mayor parte de los casos son los arrendadores quienes van a tener que asumir el coste de la subida de impuestos, tasas, reposiciones, arreglos…

Desde el Gobierno sostienen que esta medida fomentará que aumente el número de personas que decidan alquilar en vez de comprar. Llevado a la práctica esto no es así.

Por ello, el colectivo de arrendadores están indignados ante dichas medidas. Éstas han hecho que sus ingresos mermen y eso no le gusta a nadie. 

Tomemos como ejemplo: a una vivienda cuyo alquiler mensual asciende a 1000€ tan solo se podrá aplicar una subida máxima de 20 euros mensuales. En el caso de aplicarse una subida del alquiler cercana al IPC actual, la subida rondaría los 100€ mensuales. 

En este ejemplo podemos ver que la pérdida de poder adquisitivo del propietario se acercará a los 1000€ anuales. 

¿Se puede aplicar una subida al alquiler mayor del 2%?

Hay que puntualizar que existe la posibilidad de aplicar una subida mayor al 2% al precio originario del alquiler. Esto solo se podrá dar en el caso de que en el contrato quedara establecida una cláusula que especifique que se asignará una subida mayor pactada contractualmente entre casero e inquilino. 

Se entiende que en este caso ambas partes ya pactaron dicha subida anteriormente a la entrada en vigor de la medida y por lo tanto es asumida por el inquilino. 

En el caso de los caseros que tengan menos de 10 viviendas en propiedad y alquiladas tampoco están obligados por ley a esta limitación. En este tipo de alquileres debe pactarse la revalorización entre ambas partes. 

¿A cuántas viviendas afecta?

Se calcula que esta medida ha afectado a una de cada 4 viviendas alquiladas en España. Una cifra cercana a las 900.000 viviendas y que beneficia a unos 2 millones de españoles aproximadamente

Dicha cifra corresponde a las viviendas alquiladas cuyos propietarios poseen en propiedad más de diez viviendas alquiladas. Es decir, a los grandes tenedores de viviendas en alquiler que no tuvieran pactada contractualmente la cuantía de la renovación del alquiler.

Debemos señalar que la limitación del 2% queda establecida para viviendas de uso particular. Es decir, la medida no se aplica a los alquileres de garajes, almacenes, naves industriales o locales comerciales. Este tipo de inmuebles no tienen un tope a la actualización de la cuantía del alquiler. 

Los propietarios alertan de un peligro

No son pocos los que consideran que esta medida, de prolongarse en el tiempo, puede generar el efecto contrario al que se busca. 

Es decir, podría entorpecer y perjudicar al mercado del alquiler. Los propietarios de viviendas están obligados a no aplicar subidas por encima del 2%, muy por debajo de la cifra de inflación actual. 

Si esta situación se prolonga durante mucho tiempo muchos de los propietarios pueden decidir dejar de alquilar su vivienda y ponerla en venta. 

Esto podría provocar una reducción considerable del parque de viviendas alquiladas y a la larga un aumento considerable en el precio de las propiedades arrendadas en el mercado. 

Por el bien de todos esperemos que todo vuelva a la normalidad.