Al comprar una casa, es importante conocer las diferencias entre el área útil y el área construida. De esta forma tendrás una aproximación realista del precio y tamaño de tu vivienda.

Si no quieres confundirte, ¡sigue leyendo!

 

 

Superficie útil

La superficie útil de una casa incluye los metros cuadrados de su interior. Aquí también tienes que tener en cuenta los armarios empotrados, porque aunque no los pisas, le das un uso.

Superficie construida

Por otro lado, la superficie construida incluye todos los metros cuadrados del perímetro de la casa, tanto dentro como fuera de ella. Se habla de elementos estructurales, como pilaresfachadas y particiones interiores.

Esta diferencia es notable especialmente cuando tienes que hacer el papeleo para comprar la casa. El notario y el Ayuntamiento te exigirán que sepas cuál es la superficie construida y te cobrarán en función de ello. Sin embargo, para que tengas una idea del tamaño real de la propiedad, te interesará conocer la superficie útil, ya que es lo que finalmente puedes aprovechar.

Definición de la superficie útil de una propiedad inmobiliaria

Los bienes inmuebles son propiedades compuestas por la tierra y los edificios que la componen, así como los recursos naturales de la tierra, que incluyen flora y fauna no cultivada, cultivos y ganado de granja, depósitos de agua y minerales.

Aunque los medios de comunicación a menudo se refieren al “mercado inmobiliario”, los bienes inmuebles pueden agruparse en tres grandes categorías según su uso.

 

  1. Los bienes inmuebles residenciales incluyen terrenos subdesarrollados, casas, condominios y casas adosadas. Las estructuras pueden ser viviendas en venta, propiedades ocupadas por el propietario o de alquiler.
  2. Los bienes inmuebles comerciales incluyen estructuras no residenciales, como edificios de oficinas, almacenes y edificios comerciales.
  3. El sector inmobiliario industrial incluyen fábricas, parques empresariales, minas y granjas. Estas propiedades suelen ser de mayor tamaño y las ubicaciones son como líneas de ferrocarril y puertos.

 

Definición de la superficie construida

La superficie construida es el área exterior que delimita un espacio cubierto. Por tanto incluye todos los espacios construidos, tanto por los habitantes del edificio como los necesarios para ubicar el cerramiento, la tabiquería, la estructura y las instalaciones. Se descontarían los patios de luces, pero no huecos de ascensor, ojos de escalera y similares.

 

Dicho en otros términos, la superficie construida está constituida por los metros cuadrados que se utilizan, más los metros cuadrados de la caja o envase necesario para que esos metros cuadrados se puedan utilizar.

 

 

¿Qué superficie es la que se especifica en el catastro?

El artículo 6 del Texto Refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario (TRLCI)  define qué es un bien inmueble catastral:

A los exclusivos efectos catastrales, tiene la consideración de bien inmueble la parcela o porción de suelo de una misma naturaleza, enclavada en un término municipal y cerrada por una línea poligonal que delimita, a tales efectos, el ámbito espacial del derecho de propiedad de un/a propietario/a o de varios pro indiviso y, en su caso, las construcciones emplazadas en dicho ámbito, cualquiera que sea su dueño/a, y con independencia de otros derechos que recaigan sobre el inmueble.

Ventajas y desventajas de que la superficie útil sea mayor que la construida

Normalmente suele haber dudas en que se diferencia la superficie útil y la superficie construida, ya que pueden crear confusión si no eres entendido en el tema. Obviamente la superficie útil y construida son diferentes, pero a la hora de pensar en un proyecto, suelen pensar en los distintos espacios, habitaciones… en superficie útil, pero sin embargo después, la superficie construida es la suma de esas superficies útiles.

 

Hay que saber muy bien cuál es cada una de estas superficies, ya que tendrán que aparecer totalmente definidas en la escritura, en la petición de licencia al Ayuntamiento, y te servirá para hacer los presupuestos de lo que nos va a costar la vivienda.

 

La superficie construida es todo, es decir, si coges tu proyecto o casa ya construida, esta superficie será el área que queda delimitada por la línea perimetral que rodea la fachada por el exterior del edificio. Es decir que incluye todas las partes constructivas y estructurales del edificio, y en ella está incluida los pilares, las fachadas, los tabiques interiores, etc. Del mismo modo, en los edificios colectivos habrá que sumarle, además, la parte proporcional de los elementos comunes del edificio, tales como escaleras, pasillos y vestíbulo de entrada.