Por primera vez desde que se realiza este informe, los precios mínimos y máximos más frecuentes, por metro cuadrado, para capitales de provincia, se mantienen en una media de 746 euros y 2989 euros, respectivamente. Destaca la reducción primero, y estabilidad posterior, de las diferencias entre mínimos y máximos, ya que en 2010 estos precios eran de 895 y 3462 euros.

Las operaciones de compraventa suben un 21% de un semestre a otro, aunque este dato hay que verlo con reserva, pues la tendencia no está definida y se mueve a niveles de ventas muy bajos, inferiores a los del año anterior. Las más habituales son de vivienda libre de segunda mano, que son más del  77% del total de ventas; Andalucía representa el 19,5%, y la Comunidad Valenciana el 15,5%, Cataluña y Madrid tienen porcentajes similares.

Euroval elabora, con base 2004, un índice de actividad inmobiliaria que pasa de 100 en 2004 a 13 en el último cálculo realizado; el fenómeno es generalizado entre las comunidades autónomas, y pone de relieve la pérdida sufrida por el sector.

La actividad de tasación es una variable próxima a la compraventa; en la actualidad es el 30% de lo que representaba en 2006. Asimismo, el visado de obra nueva como indicador adelantado de actividad, muestra una caída del 13,4% en el primer trimestre de 2014 respecto al mismo periodo del año anterior; la promoción se sigue distribuyendo heterogéneamente en el espacio.  Otra variable significativa como son las hipotecas, cae en las operaciones de viviendas urbanas, de manera que el 70% de las viviendas se compran actualmente sin hipoteca, frente al 35% en 2007.


PRESENTACIÓN

Publicamos la novena edición de InmoCoyuntura, el informe semestral de Euroval sobre el mercado español de la vivienda, en el que se ofrece información sistemática y homogénea del sector. Los datos se refieren, en general, al segundo semestre cerrado de 2013.

Hemos adoptado en este Informe un orden de presentación algo diferente a los anteriores para facilitar la lectura, aunque el contenido es fundamentalmente el mismo, y permite la comparación con los datos de los otros informes publicados.

Tras el resumen de conclusiones, los capítulos 2, 3, 4 y 5 se dedican a analizar los precios de la vivienda. Los precios mínimos y máximos son estimados por Euroval de la forma que se indica, y se refieren a precios más frecuentes por metro cuadrado, y a precios absolutos mínimos y máximos más frecuentes de viviendas. Vemos también las variaciones de precio por metro cuadrado más frecuente. Todo ello se refiere a capitales de provincia. En el capítulo 5 se relacionan los precios mínimos y máximos por metro cuadrado más frecuentes por comunidad autónoma, con las operaciones de compraventa o transacciones.

Continuamos elaborando el indicador sintético de actividad inmobiliaria, que está en el capítulo 6; y la actividad de las sociedades de tasación, en el capítulo 7. La tendencia de la oferta de vivienda se analiza en el capítulo 8, también con un enfoque algo diferente al de informes anteriores, para tomar en consideración la tendencia que marcan los visados de encargos de obra. Por último, dedicamos el capítulo 9 al análisis de algunos datos del sector, a fin de tener una perspectiva de la evolución del mismo en cuestiones tan significativas como pueden ser las hipotecas.

En la confianza de que InmoCoyuntura siga resultando de utilidad para nuestros clientes, les agradecemos la atención e interés que muestran por nuestro trabajo.